Prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas entre los niños ‘talibé’

Nombre completo del proyecto: Capacitación sanitaria de profesionales de enfemería para la prevención y el tratamiento de enfermedades infecciosas en los niños Talibé

Localización: Saint Louis, Senegal

Cofinanciador: Caja Navarra

Presupuesto: 24.924 euros

Contraparte: Maison de la Gare

Periodo de ejecución: de marzo a diciembre de 2019

Beneficiarios directos: 1.100 Niños talibé de entre 4 y 12 años que viven en condiciones de semi-esclavitud en escuelas coránicas de Saint-Louis, sin atención sanitaria.

Objetivo general: Mejorar el estado sanitario de los niños talibé de Saint-Louis. Devolver la dignidad a estos niños que sufren estigmas de enfermedades infecciosas cutáneas.

Este proyecto surge de la urgente necesidad de atender a los más de 50.000 niños, llamados talibé, que en la actualidad son forzados a mendigar por las calles de distintas ciudades de Senegal, pero especialmente en Saint-Louis y Dakar. Los niños, desde los 4 años, incluso enfermos son obligados a mendigar interminables horas y recorrer largas distancias para conseguir dinero, arroz o azúcar. De no completar la cuota diaria sus tutores religiosos y de facto, sus amos, llamados marabúes, son castigados física y psicológicamente. Estos niños talibé son las víctimas de las redes mafiosas de tráfico de personas que existen en Senegal, Gambia y Guinea que, amparados por la tradición, la laxa aplicación de la ley y una visión rigorista de la religión, captan a los niños en zonas rurales, en estratos sociales bajos. Los trasladan a las ciudades y quedan al servicio del Marabú, que los emplea como fuente de ingresos. Quedan por tanto aislados, excluidos socialmente, en un limbo legal incompresible en países occidentales pero real en África Occidental, fuera de los censos y fuera del acceso a la educación y a la atención sanitaria básica. Viven en Daaras, escuelas coránicas lejos de sus casas, en condiciones insalubres e inaceptables, hacinados y sin acceso a agua potable ni letrinas.

Estas condiciones de vida vulneran todas las convenciones internacionales sobre respeto de los Derechos del Niño, que Senegal es signataria. Pero más allá de lo firmado, la realidad es el analfabetismo, el aislamiento social, la desnutrición, las enfermedades, el maltrato físico y en muchos casos, el tráfico de personas y de órganos. Son preocupantes las crisis sanitarias, especialmente la propagación de enfermedades infecciosas digestivas, respiratorias y dérmicas de muchos tipos, especialmente la sarna, que es la patología que más afecta a los niños talibé de Senegal en estos momentos; al menos 5000 niños en la ciudad de Saint-Louis la sufren. La causa un ácaro que parasita la piel provocando dolor intenso, fiebre reumática, nefritis, septicemia, además de otras enfermedades secundarias, que, sin tratamiento pueden descompensar el organismo y producir la muerte. Para controlarlo es necesario mantener adecuadas condiciones de salubridad e higiene en los niños y su entorno, hecho que no ocurre. Los marabúes no remiten los niños enfermos a los hospitales, aduciendo falta de medios, de confianza en los estamentos sanitarios o de conocimientos. Muchos no admiten ni siquiera la existencia de los agentes patógenos y explican todos los males a través de la religión.

Maison de Gare
Es un centro de acogida donde los niños talibé pueden encontrar tranquilidad, asearse y recuperarse de la situación de calle. Es un referente nacional e internacional, que trabaja con más de dos mil niños talibés en Saint Louis mensualmente. Su director recibió de manos del Secretario de Estado del Gobierno Americano, John Kerry el Premio a Héroe Mundial contra el Tráfico de Personas, en Washington, año 2016

En las imágenes, aspecto exterior de una Daara y de un dormitorio de ‘talibés’ en su interior

 

 

¡Entérate de nuestras últimas noticias. Coopera!