Desde Guatemala nos llegan noticias de las voluntarias que están trabajando allí, en el campo de trabajo de Coopera. Localizado en el Departamento de Suchitepequez, en una pequeña comunidad llamada Guadalupe o ‘La Lupita’, en este campo se trabaja con varias comunidades; se han programado distintas actividades como talleres, charlas y formación dirigidas a la juventud, al profesorado así como a la comunidad en general, que serán desarrolladas en julio y agosto.
Este mes de julio se encuentran en Guatemala un grupo de cinco mujeres muy implicadas en las actividades programadas; se trata de Laura, Sandra, Beatriz, Raquel y la coordinadora del campo que es Elena. ‘El día a día es agotador y estamos intentando darles lo mejor de nosotras en todas las formaciones y tiempos de ocio con los niños’, nos comentan.

El grupo está trabajando muy bien y cuenta con el apoyo de la asociación local Madre Tierra, que también nos apoya en el desarrollo de proyectos de cooperación en el país. Las actividades que han organizado consisten básicamente en cursos y talleres, que están teniendo mucha aceptación.

Las voluntarias imparten cursos de computadoras para niños; de inglés, al que acuden unas 7 personas de distintos niveles; de música para niños, al que acuden unos 20, y otro curso de música avanzada, con 17 chavales apuntados.
Imparten talleres de repostería, de salud e higiene y de nutrición y diversos talleres para mejorar la psicomotricidad y potenciar la imaginación como el de de papiroflexia -al que han acudido hasta 85 críos-; o el de manualidades, con un grupo para mujeres y otro para niños al que acuden unos ¡70!.

Además, están llevando a cabo una actividad específica para mujeres denominada fortalecimiento institucional con la Asociación Madre Tierra. Este taller de dos meses de duración consiste en dar formación a las mujeres de la directiva de dicha asociación en la gestión de proyectos, manejo del ordenador, elaboración de memoria y de protocolos, etc. En estos momentos acuden unas 14 mujeres y otras 6 o 7 de oyentes. Están muy implicadas y están haciendo un gran esfuerzo para asistir. A algunas de estas mujeres también va dirigido el taller de alfabetización en el que aprenden a leer y escribir.

A petición de la propia asociación Madre Tierra se ha organizado un taller de sexualidad, que no estaba previsto, y que se impartirá en agosto en el colegio, en los grados 4º, 5º y 6º.

Igualmente, hay que destacar el trabajo que están realizando las voluntarios con niños que presentan con necesidades especiales.

Noches de cine. Pero no todo es trabajar. Desde el punto de vista lúdico, se ha programado un ciclo de cine en el que se proyectarán películas de cine infantil, los martes, y para adultos los jueves.

En la fotografía, los niños dan las gracias por el material escolar  que les llevaron las voluntarias de Coopera.
guatemala1web guatemala2web guatemala3web guatemala4web(1)