tali3

El Gobierno de Senegal también ha ordenado el cierre de escuelas, universidades y lugares de culto, así como la cancelación de todas las reuniones públicas, sitios donde los talibé podían mendigar; y sin embargo, no ha tomado ninguna decisión con respecto a las daaras. Frente a esta situación, los que luchan por los derechos de la infanciaen este país, han tomado cartas en el asunto, poniendo en marcha varias iniciativas para aliviar en lo posible la situación de estos niños.

Una de las asociaciones que trabaja por el bienestar de estos niños es La Maison de la Gare. Esta entidad que dirige el activista Issa Kouyate, localizada en Saint Louis, al Norte del país, ha comenzado a está distribuir kits de higiene en una docena de daaras que albergan a más de 2.000 Talibés, niños que están particularmente expuestos a enfermedades contagiosas. Están realizando sensibilización tanto con los marabouts como con los niños sobre la amenaza del COVID y animando a los marabouts a mantener sus talibé fuera de las calles. Esta formación pasa por mostrarles la importancia de lavarse las manos y hacerlo eficazmente y respetar las prácticas básicas de higiene. Los kits de higiene que están distribuyendo incluyen jabón, desinfectante de manos y lejía.

Voluntarias preparan comida para los Talibé

Por otra parte y para paliar las consecuencias que la confinación está teniendo en las posibilidades que tienen los niños Talibé para mendigar y, por tanto, garantizarse su comida diaria, La Maison de la Gare ha puesto en marcha una nueva iniciativa en colaboración con agentes comunitarios y voluntarios de los barrios divididos en sectores de la ciudad. Han contactado con 10 agentes para alimentar aproximadamente a 2.000 Talibés.  Cada distrito preparará la cena para estos niños, especialmente para los que no han cenado durante una semana. 

De acuerdo con las noticias recibidas directamente de Issa Kouyaté, este domingo 5 de abril, se pudo dar de comer a más de 1.000 niños. Se movilizaron 10 daaras de Ndeyou en diferentes localidades de Saint Louis, donde hay una media de 70 talibés en cada daara.

Gracias a Issa Kouyaté,  incansable luchador por los derechos de la infancia, a su equipo y a la solidaridad del pueblo, los pequeños al menos se han garantizado una comida.

Más información en https://www.mdgsl.com/