Hemos recibido noticias del Colegio Español Nuestra Señora del Pilar de Jerusalén, un centro apoyado por Coopera desde siempre. Cada cierto tiempo, la Hermana Marta Gallo nos envía una carta informándonos de cómo transcurrre la vida en el centro y en la ciudad Vieja de Jerusalén, y de cómo les influyen los acontecimientos políticos. En ese sentido, según nos cuenta, hay que celebrar que las cosas hayan estado mejor que en 2015. El que no se hayan experimentado tantos problemas políticos sociales como el año pasaso 2015, ha influido, sin duda, en que las niñas hayan estado más serenas. Los peregrinos que llegan a la Ciudad se asustan un poco pero nuestra vida es normal y tranquila. En el Colegio seguimos haciendo la vida de siempre y no hemos peridido ni un día clases’, comenta la Hermana Marta..

El Colegio Español Nuestra Señora del Pilar de Jerusalén atiende a una media de 200 niñas palestinas, cristianas y musulmanas, que se encuentran en una situación social muy difícil, ya que se trata de niñas huérfanas, o niñas procedentes de familias desestructuradas o niñas con alguna discapacidad mental o física. La directora nos cuenta que no es fácil llevar adelante este colegio, motivo por el cual es tan importante la ayuda que les llega desde España y desde Coopera ONGD  ‘sin la cual, tendríamos problemas para seguir adelante con esta misión educativa que hacemos con verdadera dedicación y con la esperanza de contribuir a formar una sociedad más humana y en la que se repete a la mujer’

Desde que comenzó el curso, en agosto, las clases han discurrido con normalidad. Las actividades extra mantienen a las niñas ocupadas y contentas, les dan un respiro  y mejoran las relaciones mutuas. Además, les ayudan a romper la rutina de agresividad que perciben o de la que oyen hablar en sus casas, explica Marta Gallo.

Este curso, dos entidades de ayuda han querido cooperar con el centro en la formación de las niñas más ‘lentas en el aprendizaje’. Dichas ayuda se ha encauzado con ayuda de personal específicamente preparado para sostener diálogos con las niñas y sus padres. Han seguido a las niñas en sus clases para ver su reacción antes la enseñanza de maestras de asignaturas fundamentales y  han ayudado a preparar exámenes especiales. Todo este servicio lo están haciendo sin coste alguno para el centro, solamente para favorecer a las niñas.

También ha contado con voluntarios para otras actividades del colegio como las relacionadas con el baile y la danza: se están impartiendo clases de  dabke o danza árabe, zumba o danza chilena y aprendizaje del baile andaluz; se ha organizado un coro y un grupo para aprender a tocar el piano.

Repecto a Jerusalén, Marta Gallo comenta que prácticamente acaban de finalizar la Navidad. Allí, el ambiente natalicio se prolonga más que en España ya que los Ortodoxos  y Armenios celebran las fiestas más tarde, de modo que celebran tres veces la Navidad y dos la Pascua. Ya se sabe que es un páis ‘único’.

 

Facebook
YouTube
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Entérate de nuestras últimas noticias. Coopera!