Coopera acaba de realizar uno de los cursos previstos en el proyecto apoyado por la Bodega Rioja Alta, para fortalecer las capacidades técnicas, productivas y comerciales agropecuarias de seis asociaciones de mujeres. Se trata del curso de 'Conservación de los Alimentos' en el que han participado mujeres de Kabaré (Kivu Sur).

A través de este proyecto contribuiremos a aumentar los ingresos de los hogares de la población rural a través de la formación de las mujeres en el ámbito productivo. Las actuaciones previstas se centran en tres áreas de estudio: Desarrollo Comunitario, Formación Profesional y Organización y Gestión de Microempresas, llevando como tema transversal el género, entendido como la existencia formal y real de los mismos derechos, libertades, oportunidades, alternativas y responsabilidades para las mujeres y los hombres como un factor fundamental para luchar de forma eficaz y sostenible contra la pobreza.El curso que se acaba de impartir es uno de los que están previstos en el proyecto y es la 'Formación en transformación, conservación y almacenamiento de los productos agrícolas'. La formación se ha impartido en el idioma Mashi/swahili, con clases prácticas en el pequeño almacén construido en el Centro Integral de Educación de Lwiro, donde se han explicado los diferentes métodos de almacenamiento y se han programado visitas s a pequeñas industrias de la zona. La formación en la transformación y almacenamiento de productos alimentarios ha conseguido que las mujeres tengan una noción básica sobre las condiciones saludables de transformación de alimentos, un control de los puntos críticos en los procesos de transformación para evitar contaminaciones alimentarias y un adecuado almacenamiento y sistemas eficaces adaptados a su realidad rural para almacenar los productos.Además de este curso, el proyecto contemplaba la de estas mujeres en administración y contabilidad de pequeñas empresas y/o asociaciones; la capacitación en técnicas modernas de cultivo, sistemas de regadío y técnicas de compostaje; la formación en técnicas modernas de manejo del ganado; el procesamiento de la leche en queso; la promoción y comercialización de productos alimenticios locales; el equipamiento para la producción de productos lácteos y secado de productos vegetales; la creación y seguimiento de un fondo rotativo para mujeres para la adquisición de materiales o la constitución de un servicio de consultoría y asesoría agrícola.Según las Naciones Unidas, a nivel mundial, hay más de 550 millones de pobres de zonas rurales y el 70% son mujeres. Existen innumerables barreras para que la mujer tenga un acceso igualitario al trabajo digno incluyendo la falta de educación y capacitación. La situación en la República Democrática del Congo es alarmante para todos los indicadores básicos como la salud, la seguridad alimentaria, los niveles de nutrición y en el acceso a la educación. Clasificado en el puesto 186 de entre los 187 países que figuran en el marco del Índice de Desarrollo Humano (PNUD), con el 71, 3% de la población viviendo por debajo del umbral de la pobreza. Las necesidades humanitarias en la RDC son muy variadas y son el resultado de varios factores que actúan a menudo al mismo tiempo. Desde hace más de 20 años el Este de la RDC sufre una situación de guerras a repetición. Concretamente en la provincia de Kivu Sur, hay un renovado activismo de grupos armados, que continua exponiendo a los civiles a diversos abusos y provocando millones de desplazados. La violencia sexual y de género en la República Democrática del Congo es un fenómeno estructural amplificado por los efectos cíclicos de la inseguridad, mantenidos por la violencia y el conflicto armado.La población del Sur Kivu, debido a la situación de inestabilidad y de los conflictos bélicos constantes, se encuentra en una situación de precariedad absoluta que ha afectado también a su nivel formativo. Más del 50 % de la población adulta en las zonas rurales no ha terminado la educación primaria. El índice de alfabetización en la RDC en adultos es del 67,2%, aunque se puede asegurar que disminuye considerablemente en zonas rurales y en mujeres. En Kivu Sur las desigualdades en el espacio público y privado entre los hombres y mujeres son considerables, sobre todo en la población adulta y esta diferencia se agranda en diversas situaciones: Conforme va aumentando de nivel de curso en primaria, cuando las niñas se convierten en mujeres y se hacen imprescindibles en los hogares y en los campos para sacar la familia adelante, y ante los matrimonios, concertados desde muy jóvenes, que las separan por completo de la educación.
500x375x-P3020106_1486 500x375x-P3060131_1506(1)
Facebook
YouTube
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Entérate de nuestras últimas noticias. Coopera!