Mejora de la asistencia médica en los suburbios de Montevideo

Mejora de la asistencia médica en los suburbios de Montevideo. En los barrios de Los Pinos, La Cantera, San Martín II y el barrio Municipal.

PROYECTO EJECUTADO

Socio local: ACT (Asociación Cultural y Social)

Objetivo: Mejorar la asistencia médica de la población materno-infantil, ofreciendo asistencia médica, e incrementar el número asistencia de niños a la guardería y de mujeres a la escuela taller.

Descripción: Ampliación y equipamiento del dispensario médico ubicado entre la guardería y el centro de capacitación profesional para la mujer. Puesta en marcha de la atención diaria, desarrollo de campañas preventivas, cursos informativos sobre el embarazo y la maternidad y planes de vacunación. Se ha incrementado la capacidad de atención a niños en áreas de guardería, complemento escolar, escuela taller para mujeres y se ha incrementado la capacidad de atención a niños y adultos en la policlínica.

Localización: Montevideo, Uruguay
Beneficiarios: 400 familias
Presupuesto: 359.014 €uros
Tiempo de ejecución: 1997-1998
Financiación: Gobierno de La Rioja, ACT, Coopera y Aportaciones Privadas

El objetivo de Coopera y la Asociación Cultural y Técnica de Montevideo era conseguir mejorar la condición de vida de la población de la zona cubriendo sus necesidades primarias de salud, evitando la elevada tasa de mortalidad infantil y procurando una mejor atención médica a los adultos.

Durante el proyecto se amplió y equipó un consultorio (CADI) destinado a la atención médica y a la educación de niños y mujeres. En el CADI ofrece atención pediátrica, medicina general y ginecología. También se organizan campañas de planificación de vacunación para los niños, y se han desarrollado campañas preventivas contra el cólera y otras enfermedades infecciosas, así como cursos informativos sobre el embarazo y la maternidad.

Con la ampliación se pudo redistribuir el espacio entre las distintas actividades que se realizan en CADI. En la nueva zona se situó la guardería, ya que es lo que más demanda tiene y necesitaba mayor espacio, las cocinas y un servicio común. De esta forma en los edificios ya existentes se ha podido mejorar la asistencia de la policlínica.

Se primó la atención a los niños con el fin de alcanzar dos objetivos complementarios:
– Que los padres y madres puedan plantearse la búsqueda de un empleo o formación.
– Que la población infantil no se convierta en “Niños de la calle”, mejorando la formación inicial y evitando a largo plazo la delincuencia callejera.

Como consecuencia de esta mejora en las instalaciones de CADI en 1998 se inició el programa de actividades de Complemento Escolar: deberes vigilados, clases de inglés, deporte y actividades extracurriculares, que no están contempladas en los planes educativos de la escuela pública. Estas actividades permiten realizar un seguimiento a los niños y se mantiene el contacto con sus familias. Además a los niños que asisten a estas actividades se les proporciona el almuerzo y la merienda, una ayuda muy importante par a las familias. El mayor aporte de estas actividades es que alejan a los niños de la calle y permiten a sus padres recogerlos al regresar del trabajo.