Apoyo escolar a niñas palestinas, cristianas y musulmanas, en Jerusalén

SECTOR: EDUCACIÓN

 

TÍTULO: Apoyo escolar a niñas palestinas cristianas y musulmanas en Jerusalén

LOCALIZACIÓN EXACTA: Ciudad Vieja de Jerusalén

SOCIO LOCAL: Colegio Español Nuestra Señora del Pilar

FINANCIADO: fondos privados

Programa Colegio Español Nuestra Señora del Pilar. Jerusalén

Es un colegio ubicado en la Ciudad Vieja de Jerusalén que trabaja con niñas palestinas, cristianas y musulmanas, de familias sin recursos o desestructuradas: de padres pobres, padres separados, en cárceles por razones de robo, droga, evasión de impuestos, políticas, etc. Su directora es la religiosa española Marta Gallo: ’Los niños son los que más sufren, y tener la oportunidad de venir al colegio es un gran don para ellos. Desde que las niñas entran por la puerta, hay alegría, juegan, disfrutan de las clases y actividades, y además cuidamos de una manera especial de las retardadas, lentas en aprendizaje, y con discapacidades de diferentes tipos, incluidas la dificultad para hablar.  Yo siempre digo que el Colegio es un milagro diario, pero en realidad es así’.  Al estado personal de las niñas hay que añadir la situación sociopolítica y clima inestable que a menudo se respira en la Ciudad Vieja. Lee aqui la última comunicación

 

El colegio Españo Nuestra Señora del Pilar de Jerusalén escolariza a unas 200 niñas palestinas, cristianas y musulmanas, en situación social muy difícil, ya que se trata de huérfanas, o menores procedentes de familias desestructuradas o niñas con alguna discapacidad mental o física.  El proyecto pretende escolarizar y dotar de becas de estudio a las alumnas. El centro imparte enseñanzas de preescolar, elemental, secundaria y superior, regladas según el Plan Escolar de la Autoridad Nacional Palestina. Imparte idiomas (árabe, hebreo, inglés y castellano) y la enseñanza de religión cristiana y/o musulmana.  Además de la escolarización, ofrece apoyo especializado a las familias de las niñas y en particular a sus tutores. Desarrolla programas culturales y deportivos y actividades solidarias. 

El centro es un ejemplo de integración. En ese sentido, el colegio desarrolla actividades enfocadas a favorecer la buena relación entre cristianas y musulmanas e intenta inculcar desde la infancia los valores de solidaridad interreligiosa, paz y convivencia. Todo ello para lograr una sociedad más solidaria, tolerante y fraterna.

 

 

 

Jerusalén y nuestro trabajo en la Ciudad Santa

Sobre Israel

País de Oriente Próximo que se encuentra en la ribera sudoriental del Mar Mediterráneo. Limita al Norte con El Líbano, al Este con Siria, Jordania, Cisjordania, al Oeste con el Mar Mediterráneo y la Franja de Gaza, al Suroeste con Egipto y al Sur con el Golfo de Aqaba, en el Mar Rojo.
Con una población de alrededor de 7,59 millones de habitantes, la mayoría de los cuales son judíos, Israel es el único Estado judío del mundo. Es también el hogar de árabes musulmanes, cristianos, drusos y samaritanos, así como otros grupos religiosos y étnicos minoritarios.

La capital, sede del gobierno y mayor ciudad del país es Jerusalén, el principal centro económico y financiero se encuentra en Tel Aviv y el mayor centro industrial es Haifa.

Sobre la ciudad de Jerusalén

Es considerada una ciudad sagrada por tres de las mayores religiones monoteístas: el judaísmo, el cristianismo y el islam. La Ciudad Vieja de Jerusalén fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981. Está dividida en cuatro barrios, de mayor a menor, el barrio árabe, el barrio judío, el barrio cristiano, y el barrio armenio

Es la capital de Israel y su ciudad más grande y poblada, con 773.000 residentes en un área de 125,1 kilómetros. Situada en los montes de Judea, entre el mar Mediterráneo y la ribera norte del Mar Muerto, se ha extendido bastante más allá de los límites de la Ciudad Vieja.

Hoy la ciudad alberga a casi medio millón de habitantes judíos, de los cuales 180.000 son colonos en los asentamientos de Jerusalén Este. Los habitantes árabes de la ciudad suman 200.000, la gran mayoría de los cuales se negaron en el momento de la anexión israelí de su territorio a aceptar la ciudadanía israelí a cambio de jurar lealtad al estado judío, lo que indica el rechazo mayoritario a aceptar la soberanía israelí en la ciudad. Hoy día viven con el estatus de residentes permanentes lo que no les garantiza los mismos derechos que si poseyeran la ciudadanía israelí.
El estatus de Jerusalén sigue siendo uno de los puntos clave del conflicto palestino-israelí.

El estatus de la parte oriental de la ciudad, conquistada en 1967 por Israel, se encuentra disputado, ya que en este sector -referido habitualmente como Jerusalén Este o Jerusalén Oriental, que incluye la Ciudad Vieja- es donde la Autoridad Nacional Palestina pretende establecer la capital de su futuro Estado.

Israel discute las reclamaciones palestinas y, tras la Guerra de los Seis Días, considera la ciudad como un todo unificado y un mismo municipio, declarándola como su capital ‘eterna e indivisible’ mediante la Ley de Jerusalén en 1980. Esta anexión no es reconocida por la mayoría de la comunidad internacional, y en señal de protesta por este acto unilateral los Estados miembros de las Naciones Unidas acabaron por trasladar sus embajadas a Tel Aviv.